Mi inalcanzable Perfección

Me gustaría estar más cerca y no caer más.
Encontrar la manera adecuada de llegar a la meta.
No equivocarme nunca jamás y que esté orgulloso de mí.

Quisiera no decir, ni hacer más boberías.
Desearía hacerlo, cambiar, ser mejor.

Tengo un dolor en el alma, se que pasará rápido;
es de los que olvido fácilmente.
Este dolor es frecuente por eso molesta y hiere tanto…

Tirito. No sé si es por el miedo o por el frío.
Tan sólo daría la mitad de los años que me quedan de vida por un abrazo; de cualquiera de los dos o ambos, no importa, sólo sé que necesito uno.

No es la expresión, sino la forma.
Ojalá pudiera ser perfecta y evitarme todo este dolor que me congela el alma.
Es un vacío que te carcome pedacito a pedacito el poco valor que aún queda.

Cuando siento esto, es como si ya no pudiera más…
Como si ya no quisiera más…
Pero tengo que soportar esto, aquello, lo que vendrá…
Hoy solo será uno de miles más…

Todo es por mi bien, por mejorar, por aprender…
Todo lo que hace es por que me quiere, lo suficiente como para arruinar cualquier momento con tal de corregirme…
No importa, yo estaré bien.
Sonreiré…


Todo sea por alcanzar mi entrada al cielo, y por alcanzarlo a él
Amo a my poet, especialmente más cuando sé que todo lo que hace o dice es por mi bien.

Ya me acostumbré a su forma de ser, pero hay veces que se transforma y de verdad duele.
Me gustaría ser ya perfecta y evitarme este proceso...
Pero para conseguir algo debo dar algo del mismo valor, una ley de correspondencia...

No tiene nada que ver con el título quizá, solo lo queria escribir...A pocas horas.

One thought on “Mi inalcanzable Perfección

Alexander dijo...

Interesante, quizá lo peor que a uno le puede pasar es tiritar de miedo, eso si que debe ser terrible. Que horrible ley, dar algo del mismo valor de lo que se desea obtener, tristemente, a veces uno da algo más valioso que la recompensa misma u.u

Sáludos

AnnBere. Con la tecnología de Blogger.